Terapia breve estratégica

¿QUÉ ES LA TERAPIA BREVE ESTRATÉGICA?

La Terapia Breve Estratégica (TBE) es el desarrollo moderno de la psicoterapia, un avanzado modelo de intervención psicológica para la solución de los problemas humanos. 

Su objetivo principal es romper el círculo vicioso de acciones y reacciones que llevamos a cabo ante un problema, que en lugar de mejorar la situación, la empeoran. 

La tarea del terapeuta se centra en cómo funciona y cómo se puede cambiar la situación de malestar de un sujeto, de una pareja o de una familia. Con la experiencia de resolución del problema se adquiere la capacidad de hacer frente a otros problemas de un modo adecuado. 

EL MODELO DE PSICOTERAPIA BREVE ESTRATÉGICA (BRIEF STRATEGIC THERAPY, GIORGIO NARDONE MODEL)

La psicoterapia breve estratégica está basada en la evidencia (Szapocznik et. Al., 2008) y para alguna de las patologías más importantes está reconocida como la “best practice”. 

El modelo estratégico nació a mediados de los 60 en la Escuela de Palo Alto, en California (Estados Unidos). Tras dos décadas trabajando allí, Paul Watzlawick y Giorgio Nardone fundaron en 1987 su propio centro de investigación: el Centro di Terapia Strategica de Arezzo (Italia). Tras más de 30 años investigando y más de 20.000 casos clínicos atendidos, el modelo de intervención de Arezzo se ha convertido en una referencia internacional.

Está empíricamente y científicamente validado (Nardone, 2015; Pietrabissa, Gibson, 2015; Nardone, Salvini, 2014; Castelnuovo et. al. 2011; Watzlawick, 2007), y ha obtenido el registro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO) como una invención original y marca patentada.

Se distingue de las formas tradicionales, pues la psicoterapia breve estratégica permite desarrollar intervenciones basadas sobre objetivos preestablecidos y sobre características específicas de cada problema, en lugar de estar basado en teorías rígidas y preestablecidas. Cada patología se concibe como un equilibrio disfuncional que transformar en funcional, no como una enfermedad biológica que curar.

Gracias a estrategias y estratagemas llevamos a la persona a cambiar sus soluciones intentadas disfuncionales, haciendo que modifique la percepción de las cosas que lo obligaban a reacciones patológicas, logrando el cambio terapéutico. De este modo la persona descubre el poder de afrontar aquello que cree no ser capaz de hacer. 

En esta dirección es importante diferenciar, para cada tipo de psicopatología, los modelos lógicos de la interacción disfuncional que alimentan la formación y persistencia del problema, y en la misma línea, construir modelos de lógica estratégica para la intervención eficaz.

Este es el trabajo que se ha realizado a partir de la segunda mitad de los años ochenta en el Centro di Terapia Strategica de Arezzo, lo que ha permitido poner a punto protocolos de tratamiento específicos para la gran mayoría de los trastornos psicológicos y comportamentales. La eficacia y eficiencia de las estrategias y estratagemas terapéuticas construidas ad hoc para las diferentes patologías y su replicabilidad, han llevado, después, a tener un conocimiento efectivo y empírico del funcionamiento de estos equilibrios disfuncionales. 

RESULTADOS DE EFICACIA Y EFICIENCIA DE LA PSICOTERAPIA BREVE ESTRATÉGICA

De los resultados se hace patente que los éxitos positivos de la aplicación del modelo se evidencian en un 88% de los casos tratados con una eficacia aún más elevada para los trastornos fóbicos-obsesivos, donde alcanzan el 95%.

La eficiencia relativa a la curación completa del trastorno se evidencia en una media de 7 sesiones para el tratamiento completo. 

Los datos de eficacia:

  • Trastornos fóbicos y ansiosos (95% de los casos)
  • Trastornos obsesivos y obsesivos-compulsivos (89% de los casos)
  • Trastornos de alimentación (83% de los casos)
  • Disfunciones sexuales (91% de los casos)
  • Trastornos del humor (82% de los casos)
  • Trastornos de la infancia y de la adolescencia (82% de los casos)
  • Trastornos de dependencia a internet (80% de los casos)
  • Presunta psicosis, trastornos borderline y de la personalidad (77% de los casos)

Las psicopatologías pueden ser persistentes o generar un gran malestar durante años, pero no significa que la terapia tenga que ser difícil y prolongada en el tiempo. Citando a William Shakespeare: “no hay noche que no vea el día”.

“El secreto es que no hay secretos”, la intervención creativa no es el guiño del genio, sino el análisis de un problema que permite verlo en perspectiva no-ordinaria. “La casualidad“, como nos lo enseña Alexander Fleming, “ayuda solamente a las mentes preparadas.

¿En qué podemos ayudarte?

Isabel Gurría Psicología y Psicopedagogía

O

Estamos en la calle Paseo Teruel 24 (50004) Zaragoza
Encuéntranos en el mapa. 

Ir arriba